Top 10 de oficios raros: ideales para conseguir novelas divertidas

OlgaCuriosidades sobre mis librosLeave a Comment

Los 10 oficios más raros

Curiosidades


Top 10 oficios raros:

Cuantos más libros escribo, más cosas curiosas descubro. Esa es una de las ventajas de ser escritora, te abre los ojos a mundos desconocidos. Eso es lo que me pasó cuando estaba cavilando qué oficio podía tener uno de mis personajes de la saga Amigas 4Ever. Fiona es especial, y no podía trabajar de cualquier cosa, así que se me ocurrió echar un vistazo en la Red para ver qué oficios raros encontraba y… ¡Madre mía! ¡No sabía cual escoger! Pero por ahora, no te voy a decir por cual me decidí. (si no puedes esperar, la respuesta está al final del post).

Los 10 oficios que te van a dejar con la boca abierta:

1. Buzo: Sé lo qué estás pensando. Y no. No te estoy tomando el pelo. Buzo no es un oficio raro, pero todo depende… ¿Qué pensarías si te dijera que hay personas a las que les pagan por recuperar pelotas de golf bajo el agua? Ah, eso ya lo cambia todo… Pues sí, «buzo de pelotas de golf» está entre los top 10 de trabajos raros. Oye, y no les pagan mal. Entre 50000 y 100000 dólares al año por sacar las dichosas pelotitas de los lagos que decoran los campos de golf.

2. “Probador” de juguetes sexuales: Pensarás que dedicarse a probar juguetes sexuales es un chollo. ¿Quién podría quejarse de tener un oficio tan placentero? (quizás uno de los más gustosos sobre la faz de la tierra). Aunque… pensándolo mejor. No estoy segura de si todos esos cachivaches proporcionan placer. He visto algunos inventillos que me ponen el vello de punta. ¡Pinzas para pezones y otros sistemas de humillación! Brrr… En cualquier caso, con dolor o sin, se trata de un oficio raro de cojones del que puedes acabar hasta el coño (y nunca mejor dicho).

3. Acurrucador profesional: La gente que se dedica a este oficio básicamente lo único que tiene que hacer es acurrucarse al lado del cliente y abrazarle. La sesión dura unos 90 minutos. Tiene que ser un oficio muy deprimente, porque ofrecen los servicios a personas muy necesitadas de cariño. Aunque visto por otro lado, quizás puede llegar a ser hasta gratificante, porque ofreces consuelo y amor (nunca sexo) a gente que lo necesita. Las tarifas no están nada mal (para el que ofrece el servicio, me refiero). En una hora puedes ganar hasta 60$.

4. Catador de comida para perros: ¡Por Dios! ¡Qué asco! Si los fabricante a veces ya meten “mierda” en la comida para humanos, no quiero ni imaginar qué debe meter en la de perros. Los catadores de comida para perros deben asegurarse de que la comida sepa bien (como si el perro fuera a quejarse) y si contiene todos los ingredientes que se indican en la etiqueta. Como normalmente lo que sale de la lata es una masa de color marrón, me pregunto qué técnica utilizarán para detectar los ingredientes que la componen (con el paladar dudo que lo consigan). ¡Uuuggg!

¡Suscríbete al blog y no te pierdas ni un post!


Hay gente para todo. ¿Comerías comida para perros aunque te pagaran?

5. «Sommellier» de papel higiénico: Los servicios de un “oledor” o “sommellier” de papel higiénico los requieren los fabricantes de este producto indispensable en nuestro baño. ¿Por qué? Pues porque las compañías que venden papel higiénico no quieren que huela a nada. Ni bueno ni malo. A nada. El “oledor” profesional se encarga de detectar si el papel, que tarde o temprano acabará apestando, se mantiene neutral (como Suiza) en cuanto a cuestiones olfativas se refiere.

6. Limpia pantallas IMAX: Vendría a ser el limpiacristales de toda la vida con la única diferencia que en lugar de limpiar cristales, limpia las gigantescas pantallas de cines IMAX. En este oficio lo que más sorprende no es el trabajo en sí, sino descubrir que esas enormes pantallas se llenan de polvo. ¡Nunca lo hubiera IMAXinado! (lo sé, el chiste es muy malo) 😛

7. Limpiador de escenas del crimen: ¿Sabes lo que cuesta quitar la sangre? Y más si está seca. Da un poco de grima, pero alguien tiene que hacerlo. Estos profesionales sólo realizan trabajos a domicilio, LOL.

Alguien debe limpiar la sangre… Foto de la artista: Mariel Clayton.

8. Mamporrero/a: Puede que hayas oído esta palabra en más de una ocasión sin saber que se trata de un oficio (rarito o poco habitual, igual que los anteriores). En España recibe el nombre de mamporrero la persona que se encarga de sujetar el pene del caballo (si no habéis visto nunca uno, ya os aviso de que es enorme), ayudándolo a meterlo dentro de la vagina de la yegua. Por lo visto, en la antigüedad era un oficio muy valorado ya que la destreza del mamporrero evitaba que el ímpetu del caballo macho lesionara a la hembra en su afán por penetrarla.

9. Inseminador de cerdas (con semen de cerdo, claro): Por si no habías quedado servido con lo de mamporrero, o pensabas que la cosa no podía ir a peor, aquí tienes otro oficio (bastante lucrativo, por cierto) que te va a dejar con cara de ¡no-me-lo-puedo-creer! Hay personas que se dedican a inseminar a las cerdas con material genético de los mejores ejemplares porcinos. Pero para que la cosa funcione, se requiere de una técnica especial la cual incluye caricias destinadas a que la susodicha se ponga “cachonda” y en unos meses el trabajo de sus frutos (en forma de cerditos).

10. Probador de colchones: Uno de los oficios más descansados que puedes encontrar. Sólo tienes que tumbarte sobre el colchón, dormir y determinar su grado de confort. Ah, por cierto, este es el oficio que elegí para mi personaje. (Atención, posible spoiler) En mi primera novela de Amigas 4Ever Fiona se dedica a probar colchones, aunque su método es poco ortodoxo y la acaban echando.

Los 25 trabajos más raros del mundo:

Por si todavía no has tenido bastante con estos 10 oficios raritos, aquí te dejo un vídeo con 25 🙂

¡Si te ha gustado el post no olvides compartir y comentar!

Gracias por leer hasta el final.


Sobre la autora

Olga

Autora de novelas chick lit adicta al chocolate. Soñadora empedernida. Me dedico a escribir por placer historias de amor para mujeres con humor.


Probar colchones es un oficio de lo más raro, pero es que Fiona tampoco es muy normal. Descubre al grupo de Amigas 4Ever y pasa un rato divertido con ellas.

Ir a la ficha del libro

Este LIBRO GRATIS para ti...

* campo requerido