Hijos de la Gran Bretaña (especial Navidad):

OlgaNo me lo puedo creerLeave a Comment

Hijos de la Gran Bretaña (Especial Navidad)

No Me Lo Puedo Creer


Especial Navidad:

Prometí que escribiría la segunda parte de «Hijos de la Gran Bretaña (mi vida al revés parte 1)», explicando las cosas raritas que hacen los británicos. Raritas para mí, que vengo de otra cultura, porque para ellos son la mar de normales. Pero como se acerca la Navidad, en lugar de hacer la segunda parte del post, he pensado que estaría bien explicaros qué hace esta gente en Navidad.

Aquí, en Gran Bretaña, la Navidad se vive con mucha intensidad. De hecho, es terminar Halloween, y los Papa Noel aparecen como setas. Es automático. El día dos de Noviembre, todas las tiendas ya lucen con adornos Navideños. No es que los British adoren la Navidad. En realidad, la mayoría la odia. Pero por su manera de ser, se ven obligados a seguir la tradición. No lo pueden evitar. No es que lo diga yo, ellos mismos lo reconocen. La Navidad es como una droga a la que están enganchados. El símil les va como anillo al dedo, porque algunas de las cosas que hacen, son tan esperpénticas, que realmente parece que vayan colocados. Lo digo con todo el cariño.

Los putos Christmas jumper de Navidad:

Los Christmas jumper es la primera tradición con la que hay que cumplir. No hay británico que se precie que no tenga un Christmas jumper (un jersey de lana con motivos navideños). Si has visto la película de El Diario de Bridget Jones (la primera) recordarás que el primer encuentro entre Bridget y Mark Darcy ocurre en una fiesta navideña en la que él lleva uno de estos jerseys.

Los Christmas jumper, en estas fechas, ya han invadido las tiendas; si quieres comprarte un jersey sin estridencias, lo tienes crudo. Los jerseys navideños son una prenda imprescindible. No sólo para adultos, también para niños. Se venden jerseys navideños de todas las tallas y modelos. No lo he investigado, pero diría que en el fondo de armario de cada británico, hay un Christmas jumper. A mí los que más me molan son los que tienen lucecitas. Los hay incluso con música. Y ahora os preguntaréis: ¿Has pecado? ¿Te has comprado uno? Y la respuesta es: No. De momento. Pero mi churri sí. Él se compró uno el año pasado. Con un pingüino y luces que se activan con el movimiento. Una monada. ¿El motivo? Lucirlo durante el Christmas Jumper Day en la oficina. Sí señores y señoras, ese día existe. Es el 15 de Diciembre, y muchos británicos salen a la calle, o van a trabajar, con esa prenda. La excusa es recaudar fondos para niños desfavorecidos; aquí se estila mucho organizar eventos para conseguir dinero para Charities. Igual este año me animo y me compro un Christmas jumper (no todos son horribles, hay diseños muy chulos). Al fin y al cabo es por una buena causa.

¿Qué tienen en la cabeza los hijos de la Gran Bretaña en Navidad?

Las extravagancias de los británicos no terminan con los Christmas jumper. ¡Qué va! A esta gente le encanta disfrazarse. Y no me refiero a sus gustos dudosos en cuanto a moda (para gustos colores). Quiero decir que se disfrazan de verdad, literalmente. Se adornan con cosas que, en cualquier otro país, se usarían solo durante Carnaval. En cambio, ellos, con su flema británica, son capaces de lucir adornos imposibles sin pudor. En cualquier otra época del año, pero en especial, en Navidad. Me refiero a los gorros y las antenas navideñas. Aquí os dejo una imagen con un surtido, para que sepáis a qué me refiero:

Antenas y Gorros de Navidad

Gorros y antenas se ponen para salir a la calle. Tal cual. No estoy de coña. Las primeras Navidades que pasé en Brighton me chocó. Ahora ya me he acostumbrado. Pero no sabéis lo que es ir al súper y tener que preguntar a uno de los reponedores, que va con las dichosas antenas navideñas, dónde coño está el azúcar. En primer lugar, cuesta horrores concentrarse, por que los ojos, inevitablemente, se van a la cabeza del interrogado. Y en segundo lugar, porque tienes que hacer un esfuerzo titánico para no echarte a reír; aunque solo sea por educación.

Mucho peor que las antenas son los gorros navideños. Lo más extravagante los he visto en Brighton. Ahora mismo me viene a la cabeza (y nunca mejor dicho) el recuerdo de un señor (vestido de lo más normal) que iba ataviado con un gorro idéntico a este. Y él tan ricamente. OMG!

Gorro de Navidad

¡Suscríbete al blog y no te pierdas ni un post!

¡Qué mierdas comen los hijos de la Gran Bretaña en Navidad!

Si por algo tienen fama los británicos, es por su poca habilidad culinaria. Doy fe. No tienen ni puta idea de cocinar (en general). Y además, supongo que como consecuencia lógica, suelen comer fatal. Nada sano. Al menos desde mi punto de vista. Yo soy de dieta mediterránea, y esta gente es de dieta inclasificable. Lo normal es comer más o menos bien durante todo el año, y descantillarse en Navidad. Mucha grasa, pocas verduras… Ya me entendéis. Pero como en Gran Bretaña todo va al revés, pues en Navidad es cuando mejor comen. ¿A que no dirías cual es el plato estrella (a parte del pavo) en las Navidades británicas? ¿No? ¿Te rindes? Una pista: comen bolitas verdes. ¡No seas bestia! Una cosa es que coman fatal, y otra distinta es que creas que comen moco. ¡Ainx! Qué va. Lo típico en Navidad son: Las coles de Bruselas. Flipas, ¿no?

En casa las comemos durante todo el año, porque nos encantan. Pero los british parece que solo les dan una oportunidad en Navidad. A la mayoría no les gustan, pero como ya te he dicho más arriba, siguen la tradición a rajatabla. ¿Que toca comer coles de Bruselas porque es Navidad? Pues a comer coles de Bruselas. Yo tengo la teoría que, como al llegar al primer plato ya van pimplados (lo de la afición al alcohol de esta gente es too much), pues se las tragan sin rechistar.

Mira si las Brussel sprouts son emblemáticas, que hasta las usan para felicitarse las fiestas. Una locura. 

Felicitación de  Navidad con Coles de Bruselas

Tendré que investigar de donde viene esta curiosa tradición, porque no tengo ni idea.

¡God save la Navidad!

Que conste que, coñas a parte, soy muy fan de los British y de sus costumbres. Lo que pasa es que ya sabéis que me gusta hacer broma y ponerle humor a todo. La verdad es que tienen tradiciones navideñas interesantes.

  • Las galletas de jengibre con forma de muñeco (ginger bread man)

  • Los árboles de Navidad (eso también lo tenemos nosotros).
  • El mulled wine (vino especiado que se toma caliente)
  • Christmas Carols (son como los Villancicos, pero en plan triste)
  • Christmas crackers (unos canutos, que parecen caramelos, con regalitos en el interior)
  • Ah, y los Panettone, que son Italianos, pero que en Gran Bretaña no hay Navidad sin ellos. Son un «must», y los venden de distintas variedades.

Turrones en cambio no hay. Casi mejor. Porque tal y como son los Brits (que ya me los conozco) serían capaces de pedir una versión de Turrón de Jijona con chorizo. Mejor no doy ideas. 😛

Anda, hazme un regalo navideño y comenta más abajo. Gracias 😉


About the Author

Olga

Autora de novelas chick lit adicta al chocolate. Soñadora empedernida. Me dedico a escribir por placer historias de amor para mujeres con humor.


En Sapos Azules, llega el amor por los Hijos de la Gran Bretaña. Bueno, por uno concretamente, que además, tiene un nombre que te va a sonar. Je, je,je…

Ir a la ficha del libro

Este LIBRO GRATIS para ti...

* campo requerido